viernes, 18 de septiembre de 2009

Dedicado a Tanguito:


Un resplandor macilento
se extiende en el horizonte
hay menos luz en el monte,
menos rumor en el viento.
Sobre un ombú corpulento
un ave su queja lanza,
lejos, allá en lontananza,
el chocar de las olas se escucha
y el sol al hundirse lucha,
con las tinieblas que avanzan.

Una tinte sonrosada
se ve en el confín lejano
y en la planicie y en el llano,
surge una sombra callada.
Como una aurora plateada
la luna asoma en el este
y como divina veste
de un rayo pálido y puro,
tiene el campo un verde oscuro
y el cielo un vago celeste.

Cual las olas en la playa
como en el nido el boyero
duerme el viento en el estero
de la selva paraguaya.
Ya el urutaú no ensaya
su canto en el ubajay,
descansa mudo el yatay
sobre la loma serena,
y en el lecho de blanca arena,
corre el río Paraguay.

En una choza olvidada
que se alza sobre una ladera,
como una triste tapera
en la pampa abandonada,
un viejo de faz tostada
por el aire de la sierra.
Genio que abortó la guerra
en épocas de heroismo
sueña en su largo ostracismo
con la visión de su tierra.

¡Patria! -dijo- ¡Patria ingrata!
A quien devolví la vida.
Sirena hermosa dormida
sobre la margen del Plata.
¡Oh!, tu perfidia me mata,
negra ambición me devora.
Tu bandera bienhechora
me niega su sombra santa
y cuando tu himno se canta
hay un Oriental que llora.

Yo, que en tus campos corrí,
que en tus ríos me miré,
.....................................*
que en tus bosques me admiré
y en vos misma me estoy viendo
como un paria voy viviendo,
como un mártir moriré.

Calló el viejo del pasado,
que invocó el recuerdo ardiente
y luego dobló la frente,
como un coloso cansado.
Por el espacio azulado
cruzó una nube sombría
y sonriendo en su agonía,
en su profundo aislamiento,
murmuró con triste aliento:
¡Adiós! ¡Adiós patria mía!

Guaraní, cuando en el llano
cruces tu planta altanera
en la destruída tapera,
no busques más al anciano,
no lo busques que es en vano,
ya hoy reposa sus fatigas.
Cuando tras su sombra sigas,
o lo busques en tu memoria
buscadlo sólo en la historia...
que es José Gervasio Artigas.



* falta una estrofa.

Autor: ? (poesía criolla)

Imágen 1: LarryBurdick

Imágen 2: J.L.

3 comentarios:

tanguito dijo...

Se me piantó un lagrimón....gracias,gracias,gracias.

Daniel Lemos Cavalheiro dijo...

Me gusta tu sentimiento Artiguista. Lamentablemente no existe partido político en Uruguay que actualmente pueda llamarse artiguista... Todo es hecho a medias tintas, o es todo el ideario de Don José o nada. Creo que los que podemos considerarnos Artiguistas traemos luto a donde sea, porque el proyecto del prócer se frustró y la política actual no es capaz de reflotarla por mucho que se esfuerce. Te recomiendo un documental sobre Artigas con historiadores locales: http://anabasispersonal.blogspot.com/2011/01/documental-sobre-jose-g-artigas.html

Anónimo dijo...

Milonga de Jose Artigas

Un resplandor macilento
se extiende en el horizonte
hay menos luz en el monte,
menos rumor en el viento.
Sobre un ombú corpulento
un ave su queja lanza,
lejos, allá en lontananza,
el chocar de olas se escucha
y el sol al hundirse lucha,
con las tinieblas que avanzan.

Una tinte sonrosada
se ve en el confín lejano
y en la planicie y el llano,
surge una sombra callada.
Como una aurora plateada
la luna asoma en el este
y como divina veste
de un rayo pálido y puro,
tiene el campo un verde oscuro
y el cielo un vago celeste.

Como la ola en la playa
Como en el nido el boyero , como en el nido el boyero
Canta el ave en el estero
De la selva paraguaya
El urutaú no ensaya
Su canto en el ubajay
Descansa mudo un yatay
Sobre la loma serena
Y en lecho de blanda arena
Corre el rio paraguay

En una choza olvidada
Que se alza en una ladera
Como una triste tapera
En la pampa abandonada
Un viejo de faz tostada
Por los soles de la sierra
Genio que abortó la guerra
En épocas de heroísmo
Sueñ en su largo ostracismo
Con la visión de su tierra

Yo que en tu suelo naci
Y que por vos he luchado
Vivo triste y olvidado
Sollozo lejos de ti
Yo que en tus campos corri
Que tus bosques admire
Que en tus ríos me mire
Y en mis sueños te estoy viendo
Como un paria voy viviendo
Como un mártir moriré

Llego el viejo del pasado
Que evoco un recuerdo ardiente
Y luego doblo la frente
Como un coloso cansado
Por el espacio azulado
Cruzo una nube sombria
Y el sonriente en su agonía
Y en su profundo aislamiento
Murmuro con triste acento
Adiós adiós patria mia

Patria dijo patria ingrata
A quien devolví mi vida, A quien devolví mi vida
Sirena hermosa dormida
Sobre la margen del plata
Ho! tu perfidia me mata
Negra ansiedad me devora
Tu bandera bienhechora
Me niega su sombra santa
Y cuando tu himno se canta
Hay un oriental que llora

Guarani cuando en el llano
Cruce tu planta altanera
En la destruida tapera
No busquéis mas al anciano
No lo busques que es en vano
Ya hoy reposa sus fatigas
Cuando tras su sombra sigas
O lo evoque tu memoria
Búscalo solo en la historia
Que es Jose Gervasio Artigas.